Ambrogio y Mirra: dos robots y un destino

La última, o quizás será mejor decir la penúltima incorporación, a la familia iRobot ha sido el robot Mirra. Pensado para limpiar la piscina, viene a completar uno de los sectores domésticos menos explotados por la compañía: el jardín. Hasta ahora Ambrogio reinaba a sus anchas fuera del hogar, mientras los diferentes modelos de roomba y scooba mantenían el orden en el interior.


Ya son dos los especialistas en jardín. Al poderoso Ambrogio se une Mirra 530: un robot programable, sumergible e inteligente dispuesto a eliminar impurezas en piscinas. ¿Cómo lo hace? La base está en la adaptación acuática de la tecnología AWARE que caracteriza los productos de iRobot. iAdapt Nautiq es la tecnología patentada de iRobot para la limpieza de piscinas que permite al robot evaluar las dimensiones aproximadas de la piscina, escoger el ciclo de limpieza óptimo y lograr una mayor eficiencia. ¿Más datos? 18 metros de cable flotante le aportan autonomía, limpia suelos, paredes y escaleras de la piscina y es capaz de bombear y filtrar casi 265 litros del agua de la piscina por minuto.
Ambrogio, a la espera de que el Mirra sea comercializado en España (previsiblemente será en el segundo trimestre de 2013), disfruta por el momento de su reinado en solitario en el exterior de los hogares. Pensado para extensiones de terreno de hasta 400 metros cuadrados, el robot Ambrogio es capaz de superar inclinaciones de hasta 27 grados, detectar zonas de humedad en el jardín y triturar el césped para convertirlo en abono orgánico. A diferencia del Mirra, no necesita cables y se recarga manualmente.
Mirra y Ambrogio son el pack perfecto. Dos robots y un destino: tu zona de jardín y piscina. ¿Qué opinas?
 
Síguenos en Twitter 
Síguenos en Facebook
Visítanos en nuestra tienda online de Roomba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra